Sándwiches nuevos todas las semanas

Hotel Mercure

Cómo llegué al Hotel Mercure

¿La verdad? Ellos me contactaron. Admito que ni conocía el Hotel Mercure. Pero luego supe que eran del grupo AccorHotels y que además eran dueños del Novatel y del Ibis. Ahí sí los cachaba más.

Averigüé un poco del chef ejecutivo, de la carta de sándwiches que tenían, y ambos factores me convencieron de ir. Y aprovechando que Pepe Astaburuaga (@PepeAstaburuaga), hermano de Sebastián, gran amigo personal, estaba en la ciudad (vive en Panamá), los invité a ambos para que conociéramos el lugar y viéramos qué tal estaban esos sanguruchos del Hotel Mercure.

Hotel Mercure Hamburguesa 365 Sánguchez

El restaurante del Hotel Mercure

El Hotel Mercure, ubicado en plena Alameda, justo al frente de la Biblioteca Nacional (metro Santa Lucía), es un hotel de cuatro estrellas con bastante experiencia en el rubro. De partida, como les comenté más arriba, es parte del grupo AccorHotels, con fama internacional en el manejo de hoteles de alta gama y servicio. Eso ya me dio un precedente de que iba a un buen lugar.

El restaurante del Hotel Mercure queda en el segundo piso. Se llama “Amaranto”, y es el único que ha sobrevivido después del cambio de nombre de todos los restaurantes de la cadena. Este restaurante, a cargo del chef Juan Pablo Casto hace varios años, destaca por el uso de ingredientes chilenos. La carta se leía tan rica, que admito que me tenté mucho con no pedir un sándwich e irme por uno de sus platos principales. Pero por suerte tenían una hamburguesa bien chora que me sedujo.

Les dejo su página web.

Hotel Mercure Hamburguesa 365 Sánguchez
Fotos sacadas con mi celular Sony Xperia X

La carta de sándwiches del Hotel Mercure

Lo que más me gustó de la carta de sándwiches del Hotel Mercure, fue la filosofía que hay detrás. Y es que el chef Juan Pablo les da mucha libertad a sus cocineros. Tanto, que todas las semanas sacan un sándwich especial. De hecho, me pedí ese. Era una hamburguesa con pepinillo dill, aros de cebolla morada, salsa tártara, pimentón asado, tocino, queso Azul, queso Gouda, queso Parmesano y queso de cabra. Con esta idea de ir variando, el equipo no se aburre. Además, les da libertad para que ellos vayan proponiendo. ¡Me gustó! Además hacen todo el pan ahí mismo, lo cual siempre se agradece.

Además de esta hamburguesa, hay una cheeseburger con tomate, lechuga y tocino. ¿Y sándwiches? También hay. Está el clásico Club Sándwich, un chacarero de plateada que se pidió Sebastián, el infaltable Barros Luco, y un sánguche de merluza frita.

Hotel Mercure Hamburguesa 365 Sánguchez

La hamburguesa del Hotel Mercure

La hamburguesa de la semana era bien contundente. Eran unos 250 gramos (quizás más) de posta. Una empresa se las muele, y aquí en el restaurante Amaranto hacen el gramaje.

Un punto donde fallaron, fue que no nos preguntaron el punto de cocción de la carne. Y la trajeron bien cocida. Bueno, ustedes saben de mi preferencia por la carne más rojita, porque así se aprovechan más los jugos. Pero “shá está”. Sobre la carne misma, estaba rica, pero le hubiese puesto mayor porcentaje de grasa, porque estaba algo seca. Ellos usan 10% de tocino para el aporte, pero siento que la faltó más (especialmente por el punto de cocción).

El pan, un Ciabatta artesanal hecho ahí mismo, bien rico. Admito que era mucho pan, pero en el Amaranto son sabios, y lo sirven con muuuuchos ingredientes para lograr que se balanceen. Si no, el pan se comería a la hamburguesa.

La salsa tártara, que en idea no pega mucho con las carnes rojas, me gustó mucho. Estaba bien cítrica, y le venía perfecto a los aros de cebolla…. aaaah, y un detalle que me encantó, fue que los aros eran con cebolla morada. ¿Han cachado que en casi todas partes los hacen con cebolla blanca? Prefiero la morada.

Sobre los pepinillos, cero invasivos. Estaban cortados en finas láminas, dándole el toque justo de sabor. Los quesos, bien mezclados. Tanto, que no se lograban diferenciar todos. El de cabra, que es muy fuerte, pasó piola incluso.

Un ingrediente que no me gustó… adivinen cuál fue. El tocino, nuevamente. Demasiado pasado. ¿Por qué será que en Chile no podemos tener un estándar alto de tocino como en Estados Unidos? Les prometo que me voy a juntar con algún experto y les voy a dar todos los tips.

Hotel Mercure Hamburguesa 365 Sánguchez
Por recomendación de la casa, el maridaje fue con Cerveza Austral Torres del Paine. 100% Malta.

Sebastián Astaburuaga sobre Hotel Mercure

Sebastián Astaburuaga, muy amigo del colegio, de la selección de básquetbol y de la vida en general. Hoy, ingeniero civil trabajando en finanzas: “Me encantó el Chacarero de Plateada que pedí. El pan estaba muy bueno. Fresquito. Crujiente. En su punto. Se nota que es artesanal, y se agradece que sea uno distinto porque tenía aceitunas.

La plateada era extraordinaria. Sí o sí el actor principal. Blanda, jugosa y sabrosa. Para los que les gustan los sándwiches con harta carne como los de Fuentes de Soda, pueden venir aquí y saldrán felices. Un agrado que te pongan tanta carne y de tan buena calidad.

Y sobre los acompañamientos, estaban todos en su cantidad precisa. Pedí el ají verde aparte, pero no estaba tan picante. Bien. Además, le echaron una salsa que lograba juntar todos los sabores.

Yo le pongo cuatro chanchos y medio. Muuuy rico”.

Hotel Mercure Hamburguesa 365 Sánguchez

En resumen: Hotel Mercure se esfuerza por diferenciarse

Como les dije, la filosofía del chef siento que es el caballito de batalla del restaurante Amaranto y de la cocina del Hotel Mercure en general. Logra que sus cocineros estén felices, creando platos distintos todas las semanas y haciendo el pan ahí mismo. Eso efectivamente es un punto diferenciador en cualquier cocina.

Tal como leyeron arriba, la combinación de ingredientes estaba rica. Donde sí creo que pueden mejorar mucho es en la hamburguesa misma. Preguntar el punto de cocción, ponerle más grasa, e incluso, perdónenme todos los dioses de la comida, hasta podrían hacerla un poco más pequeña y tendría otro gustito. Y claro, sería más fácil manejar el punto de cocción también.

Lo que más me llevo como ganancia en mi visita al Hotel Mercure, aparte de la buena onda del chef, es su Chacarero. Es que esa carne estaba muy pero muy buena. Si vienen, vayan de cabeza a ese. Sin dudar.

Ficha Técnica:

Número del sandwich: 121 Nota: Local: Hotel Mercure Dirección: Av Libertador Bernardo O'Higgins 632, Santiago, Región Metropolitana Nombre del sandwich: Hamburguesa del día Precio: $8.400 Ingredientes: Hamburguesa de vacuno (posta), aros de cebolla morada, salsa tártara, pepinillos dill, pimentones asados, tocino, queso azul, queso de cabra, queso Gouda y Parmesano, en pan Ciabatta artesanal. Tags: Hotel Mercure, Hamburguesa, Santiago Categorías: Hamburguesas