Biergeist, Vitacura

domingo 6 de mayo

De Alemania, poco. De sabor, mucho.

Biergeist Vitacura

Cómo llegué

En general tengo dos horas para almorzar entre la reunión de pauta de la mañana en TVN, y el desarrollo del programa en la tarde. Pero hoy tuve menos tiempo, por lo que tuve que tuve que elegir algo que quede a la pasada. Así fue que con el gran pintor nacional Santiago Errázuriz (@SantiagoErrázuriz) fuimos al Biergeist Vitacura.

El restaurante Biergeist Vitacura

Está al comienzo de Nueva Costanera, esquina con Avenida Vitacura. Si no me equivoco, en la “esquina de la muerte”, donde han pasado diversas tiendas como Shot & Go y Three Monkeys Eyewear. Según he escuchado, todos han salido corriendo de ahí por los incontables robos. Espero que no pase lo mismo con el Biergeist.
De naturaleza alemana (a pesar de que también ofrece un par de platos criollos), pueden hacerse una idea de su calidad por sus dueños. Son los mismos del Tante Marlene (no confundir con el Lili Marleen). Tiene una terraza amplia que da a la calle, y adentro un par de mesas pero en un ambiente más bien chico junto al bar. ¿La verdad? Es bien fome el local. Le falta onda. No tiene nada llamativo, ni nada alemán. Por lo mismo, imposible invitar a comer a tu pareja. Es más para compartir una cerveza con amigos, pues responde al estilo de “jardín de cerveza” (biergarten).

La carta

El apartado de sándwiches tiene dos zonas. La primera son los clásicos. Aquí puedes elegir la proteína entre gorda, fricandela, churrasco, lomo de cerdo, pechuga de pollo, pavo ahumado y arrollado de campo. Una vez elegido, súmale una combinación entre italiano, luco, chacarero, chileno, completo, chemilico o alemán.
La segunda zona es la de los sándwiches gourmet. Le pedí una recomendación al mozo, que era chef de profesión y se manejaba perfecto tanto con la carta como con los procesos de cocina, y me dijo que me fuera por el Sajón. Lomo sajón (encurtido y ahumado), salsa Roquefort, rúcula, champiñones laminados y nueces, en pan toscano.

El Sándwich de Lomito Sajón

Voy a partir citando a Santiago, quien se despachó la siguiente frase. Dijo “vale cada uno de sus p*tos pesos. No le cambiaría nada”. Uf. Tremenda declaración. Pero no estaba tan lejos de mi opinión. Les cuento.

El lomo mismo estaba increíble. Bien tierno y blando, fácil de cortar hasta con cuchara. Viene encurtido y ahumado, y además lo presentan cortado en pequeños cubos. Son por así decirlo, calugas de sabor. Muy ricas. Me imagino que lo cortan así para evitar las típicas peleas que uno tiene con las carnes grasientas o latigudas, aunque eso pasa más con un mal churrasco que con un mal lomito. Y aquí no es el caso. Será.

Las nueces estaban de muy buen tamaño. He probado varios sándwiches con ellas, y muchas veces están tan grandes que el sabor final que queda en tu boca es el de nueces en vez del conjunto sanguchero. ¿Han notado que al comer nueces siempre queda un pedacito dando vueltas por ahí? Apesta jajaj pero aquí no pasa.

La salsa de queso azul, de las mejores que he probado. Me ha pasado muchas veces con el Roquefort que al ser tan invasivo, el resto de los ingredientes se pierden. Pero aquí está mezclado con Queso Crema y es una pasta más suave y más líquida. Exquisita.
El pan toscano (con aceitunas negras, por si no están familiarizados con el término), venía calientito y bien crocante, pero no pasado. Me encantó.

Para maridar, su buen schop Imperial heladito. ¡Pucha que son buenas las cervezas del extremo austral de Chile!

Algo más: Crudo 

Había leído y escuchado que lejos lo mejor era el crudo. Así que no podía irme sin probarlo. Es de carne de novillo y viene sin limón. Le ponen alcaparras, mostaza fuerte, pepinillo dill, ciboulette y pimienta. Estaba muy blando y jugoso, además de bien condimentado. Me gustó, aunque lo encontré pequeño.

En resumen

Fue un agrado comerme este sándwich. Eso sí, me dolió que haya subido más de $1.000 en el último año. Es cierto que de sabor sorprende, pero no podemos olvidar que nos cobran $7.500, que es haaarta plata por un sándwich. Y además… ¡dónde están las papas! Si pago esa cantidad de dinero, quiero mis papas fritas o algo para llenar la guata. ¿Cierto?
Aprovecho de darle un consejo a los dueños: el plato es demasiado grande. Por lo mismo, el sándwich se ve pequeño (aunque no lo sea), y eso ayuda a que uno quede con hambre. Para darle una vuelta…
Mención especial para el mozo, quien, como les dije más arriba, recitaba a la perfección todos los procesos de cocina de toda la carta. Hasta daba hambre escucharlo, por lo que fue muy fácil y natural hacerle caso en sus recomendaciones.
Rico lugar, pero caro. ¿Vale la pena? Al menos para probarlo una vez, sí.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

Sajón

NOTA:

Local:

Biergeist

Precio:

$7.500

Dirección:

Av. Nueva Costanera 3100, Vitacura, Santiago

Ingredientes:

Lomo sajón, salsa Roquefort, nueces, champiñones laminados y rúcula, en pan toscano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap