¡Día del Barros Luco! Conoce la historia detrás de la Confitería Torres y su famoso sándwich

miércoles 9 de junio
Hoy en “Cultura Sanguchera”, nos sentamos a conversar con Claudio Soto. Él junto a su mujer, Patrizia Misseroni, se convirtieron desde 2002 en la quinta generación de dueños de la emblemática Confitería Torres. Acá te contaremos la historia, las anécdotas y la receta 😏.
El Barros Luco es tan importante en nuestra Cultura Sanguchera que tiene su propio día! Todos los 9 de junio lo celebramos (ya van más de 100 años y contando). Una receta que a primeras se ve simple, pero tiene sus secretitoy con el team 365 obvio que queríamos conocerlos y, por supuesto, conocer también la historia detrás de la Confitería Torres, este emblemático local que le dio vida a este clásico chileno.

La Confitería Torres (que debería ser patrimonio sanguchero) estuvo a punto de morir. Dicen que cuando ya no daba más, la ofrecieron en remate y que el mismísimo Julito Martínez lloró (en serio lloró) en las noticias pidiendo que no lo cerraran. La desesperación de Julito traspasó la pantalla y conmovió a esta pareja, que se la jugó por revivir y mantener la herencia de este lugar. Gracias a este matrimonio, la Confitería Torres volvió con todo.

Con todos los años que tiene este lugar (abrió en 1879), obvio que tienen ene historias y de seguro hay una que ya conoces: aquí nació el sándwich más famoso de la Cultura Sanguchera nacional: el Barros Luco.

Nosotros, ni tontos, cuando nos acordamos que venía el 9 de junio nos fuimos de cabeza a entrevistar a la Confitería Torres y a ver si nos soltabas sus secretos. SPOILER ALERT: nos dijeron su secreto.

Un poquito de historia en honor a la Confitería Torres

En 1879, en plena Guerra del Pácifico, se inauguró este patrimonio sanguchero (142 años y contando 🤯). Cuenta la leyenda que el cocinero de este lugar fue don José Domingo Torres. Torres era el mayordomo de una familia aristocrática de Santiago y se había hecho famoso, por preparar unos alfajores, dulces, pasteles y chilenitos mortales. Todos amaban a Torres y sus dulces. Puro talento. Agarró tanta fama, que la familia para la que trabajaba decidió montar un local para que todos pudieran disfrutar de su “buena mano”: así nació este espacio que más tarde haría de escenario de tertulias políticas, encuentros literarios y quizás cuántas historias más. 

Bueno, y en esa época todo era tirado al estilo francés. Todo mega afrancesado. La Confitería Torres aparece en muchas crónicas históricas…fue algo así como un club social por excelencia. Es más, fue considerado por muchos años el local más elegante de todo Santiago y muchos eventos sociales ocurrían aquí.

El tiempo siguió y la confitería seguía con comensales importantes, ligados a la política y el palacio de gobierno. Tenían muchos y muchas clientes frecuentes, y uno de esos era Don Ramón Barros Luco, (¿les suena? jaja), que SIEMPRE pedía el mismo sánguche, que no estaba en la carta, así que se lo hacían especialmente para él: Marraqueta, carne y queso. Y varios años después, a fines de 1910, Barros Luco (la persona) llegó a la Presidencia de Chile y en su honor la Confitería Torres bautizó esta marraqueta con carne y queso como el “Barros Luco”, convirtiéndose en un ícono de la la cultura sanguchera Chilena.

Hoy La Confitería Torres cuenta con tres locales: la tradicional de Alameda (la Alameda de las delicias) en el Palacio Iñiguez, la sede del Centro Cultural La Moneda y la de Isidora Goyenechea. Nosotros fuimos a éste último, donde alcanzamos un orgásmo gastronómico con lo bueno que estaba el Barros Luco. Es que la Marraqueta…noooo la cagó lo rica, mega crujiente pero con miga muy suave 🤤. La carne blandita, jugosa, puro filete (literal). Y el queso…EL QUESO 😍!! derretido, caleeeta de queso. Sólo diremos: ¡viva el Barros Luco, viva la Confitería Torres! Pero para serles sinceros, también nos pedimos una Kunstmann bien heladita 🙈.

Claudio, sabemos que la historia quizás es conocida por todos, pero imposible no preguntarlo. ¿Cómo nace el Barros Luco?

Don Ramón Barros Luco era cliente frecuente de la Confitería Torres, y más que querer pedir un plato típico, al parecer gustaba de comer algún tentempié rápido, pero contundente. Fue él quien empezó a pedir esta combinación de carne jugosa con el queso derretido; le encantaba. Lo más probable es que los comensales presentes quedaran “cachudos” con ese pedido tan particular y lo empezaron a pedir. ¡A copiar poco a poco! 

Años más tarde, resulta que este asiduo comensal sale electo presidente de Chile. Fue entonces, y en honor al presidente, que a esta maravillosa combinación se le llamó “Barros Luco”. Algunos también pedían este invento como el “sándwich del presidente” o el “sándwich presidencial”. ¡Gran acierto! ¡Quién iba a pensar que este nombre y combinación iban a formar parte tan presente de nuestra cultura gastronómica! 

¿El Barros Luco es el sándwich más pedido? 

¡Sí! Por lejos es el sándwich más pedido, la gente lo adora. Hay que reconocer que el chileno es muy carnívoro y la combinación con queso derretido es infalible. Además este Barros Luco tiene fama histórica ¡Más de 100 años haciendo esta maravilla de sándwich! ¿Por algo será o no?

¿Cómo se prepara un perfecto y glorioso Barros Luco? 

Es una carne que se hace en plancha y que se logra gracias a la maestría de los “plancheros”. Un oficio que no es precisamente ser cocinero, sino manejar a la perfección la plancha caliente de acero. La carne tiene que ser suave, trabajada y golpeada. Nosotros aquí trabajamos prácticamente con puro filete, pero también para esta preparación es bienvenido el asiento o la posta. Lo importante es que la carne no tenga fibra e hilacha. 

Cuando la carne está sonando en la parrilla, es el momento de tirarle el queso mantecoso a la plancha. Trabajamos con una marca sureña. ¡El momento del queso es clave! Aparece en escena cuando la carne está jugosita, a unos ¾ de cocción. Es ahí cuando se coloca el queso, para que se derrita. Generalmente le sumamos mantequilla, aunque también puede ser con aceite.

¿Es cierto que las marraquetas las hacen ustedes?

Sí, la marraqueta la hacemos nosotros. Es una de las innovaciones que incorporamos el último tiempo. Estuvimos en muchas capacitaciones para lograr esta marraqueta. Nos capacitamos con Cynthia Morales, la gurú de la marraqueta. 

Dato Sanguchero: Cynthia Morales es ingeniera en alimentos y especialista en pan. Ella junto a otros profesionales del rubro, han asesorado a muchas panaderías artesanales para la elaboración de marraquetas más sanas. ¿Recuerdan la Ruta de la Marraqueta? Bueno, ella formaba parte del equipo 👀.

¿Cuál es la fórmula para esa marraqueta tan rica y crocante que ofrecen en sus Sánguchez?

La fórmula es agua, harina, levadura y un poquito de sal. No tienen ningún preservante ni materia grasa, lo cual queda perfecto. Hemos sido altamente capacitados para lograr una buena crocancia, suavidad y consistencia. Es un valor agregado que ahora tengamos panadería propia, no hay nada como una marraqueta fresca a cualquier hora del día.

Sabemos que les tocó heredar una larga data historiográfica y mítica en torno a la Confitería Torres. ¿Alguna anécdota de toda esta herencia histórica que les tocó seguir manteniendo?

Claro que sí, abundan personajes históricos que hacían el día a día de la Confitería Torres. Un asiduo comensal fue el presidente Arturo Alessandri, que iba a menudo a comerse unos Barros Luco en compañía de Ulk -su perro fiel- que aparece en tantas fotografías y que hoy está embalsamado en el Museo de Historia Natural (¡qué visionarios! ¡fueron un restaurante Pet Friendly). 

Por la década del 30’, La Confitería Torres estaba ubicada en la Creme de la Creme. Toda la vida social y política se generaba en ese núcleo. La gente paseaba por la Alameda de las delicias y luego lo común era ir a tomar té y generar tertulia en el Torres. Y es que forma parte del paisaje histórico donde desfilaron muchísimos personajes: políticos, historiadores, gente importante de la época. De hecho, la mayoría de los presidentes de Chile han sido fieles comensales de la Confitería Torres: González Videla, Frei Montalva, Patricio Aylwin, Michelle Bachelet, incluso Piñera. ¡Muchísimos diplomáticos siempre! 

Probablemente un antojo extremo de Barros Luco. [email protected], aquí está la solución. Acá está lareceta del Barros Luco, pero la versión de nuestro Decano de 365 University, Pipe Sánchez 😏.

¡Haz el mejor Barros Luco en casa! Cuéntanos cómo te queda y porfa saca pica con las fotos etiquetándonos@365sanguchez

1 comentario en “¡Día del Barros Luco! Conoce la historia detrás de la Confitería Torres y su famoso sándwich”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Todos los martes, hasta un 20% de descuento en las mejores sangucherías de Chile.