Hogs Salchichería, Santiago Centro

miércoles 2 de mayo

Mucho potencial, poco aprovechamiento

Hogs Salchichería

Cómo llegué

Un amigo que conocí hace mucho tiempo, Ignacio Fernández (@Nashlecrash), venía llegando de estudiar cocina y trabajar como chef en Barcelona. Aquí en Santiago puso su propia consultora gastronómica, y me escribió para que fuésemos por un sándwich para ponernos al día. Conversando por Whatsapp, y luego de pensar en cientos de lugares, nos entraron las ganas de ir a Hogs Salchichería. Hogs es ese restaurante de hot dogs gourmet que se ha hecho conocido por darle un nuevo status al clásico completo.


Fotos tomadas con mi Sony Xperia X

El restaurante Hogs Salchichería

Hogs Salchichería es un restaurante de hot dogs artesanales gourmet. La idea nace de Andrés Vallarino, quien luego de trabajar en una carnicería en Nueva York, quizo traer a Chile lo que aprendió allá, donde todas las salchichas, hasta la más charcha que encuentres en la calle, están hechas 100% de carne.

Replicando ese concepto, abrió el primer local de Hogs en Los Leones. Luego de un rápido éxito y mucha prensa, siguió abriendo restaurantes, primero en Lastarria y luego en El Golf (entiendo que este último ya cerró eso sí).

Eso sí, ha cambiado harto. Antes podías elegir entres tres tipos de pan (ya no), y muchísimas salsas increíbles como la mayo trufada o la de chutney de cebolla, pero ahora solo hay un par y son más “normales”.

 

La carta de hot dogs

Es bastante variada. Lo primero que tienes que hacer es elegir la salchicha, con carne molida ahí mismo. De opciones tienes la Hogs y Súper Hogs (de cerdo), la Frank y Súper Frank (mezcla de cerdo y vacuno), la Turky (de pavo), la Mutt (cordero) y la Alí (jabalí). La diferencia con las “Súper” es el tamaño.

Cuando ya hayas decidido, tienes que ponerle una combinación de ingredientes, o bien elegir cada ingrediente por separado. De las opciones ya armadas, destacan la “Francesa” que es la más pedida (cebolla caramelizada, queso mantecoso y champiñones salteados) y la “Brooklyn” (cebolla caramelizada, salsa de queso Cheddar, pepinillo y tocino crocante).

Y para terminar, eliges una salsa. Hay un pebre de chimichurri, una agridulce de piña y especias, y un alioli, entre otras.

Para tomar, unas limonadas bastante buenas. Recomiendo la con piña.

 

Los completos: Súper Hogs, Súper Frank y Mutt

A ver. Creo que igual es importante mencionar que he venido unas tres o cuatro veces, y nunca me ha gustado mucho. Le pasó lo mismo a todos mis amigos con los que fui. Pero quería darle otra oportunidad.

De las tres salchichas que probamos, coincido con Nacho en que la mejor, por lejos, fue la de cordero. En las tres se notaba el sabor artesanal, pero esta fue la con más caracter y la más saborsa. Luego la Súper Hogs y en tercer lugar la Súper Frank, con poquito sabor esta última.
Eso sí, las tres nos tocaron medios frías. Mal ahí.

Sobre las combinaciones, a mi me encantó la Brooklyn. El pepinillo, cortado de esa manera, creo que es la mejor manera de servirlo. Y nunca lo había visto picado así en un sándwich. Como es tan fuerte, de esta manera se mezcla mejor con el resto de los ingredientes y aporta el sabor justo. La salsa no sé si tenía sabor a Cheddar pero estaba rica.

La que no me gustó para nada fue la famosa Francesa. Tenía DEMASIADA cebolla, y tanto por el formato de hot dog como por la cantidad, se hacía difícil comer. En cada mordisco terminabas metiendo los dedos para poder separar la cebolla entre tu boca y el completo. Y de sabor, solo se sentía la muuuuy caramelizada cebolla. El resto, brilló por su ausencia.

 

La crítica del invitado

Ignacio Fernández (@Nashlecrash), chef:
La salchicha Mutt, de cordero, era lejos la mejor. La Súper Frank, de cerdo con vacuno, parecía una butifarra más que una salchicha. Y el sabor estaba flojo. Le faltaba vida. La Súper Hogs, de cerdo, fue recomendada como la mejor de la casa. Estaba buena, pero lo siento cerdito… el corderito te gana en esta pelea.
Las combinaciones que elegimos fueron el Brasilero y Brooklyn. La primera era palta, papas hilo y queso. ¿El queso dónde estaba? La porción era tan pequeña que si no salía el ingrediente en la carta, ni te enterabas. Las papas hilo eran demasiadas, por lo que se hacía imposible comer sin hacer el ridículo con tanta papa volando. Luego pedimos la Francesa, también recomendación de la casa. Tenía champiñones, que les faltaba intensidad. Por esto mismo, la cebolla caramelizada, que estaba demasiado dulce, los opacaba. El último ingrediente era queso y de nuevo… ¡¿Quién se ha robado mi queso?! Nuevamente lo siento recomendación de la casa, pero chicos, la Brooklyn toma el liderato.
La atención fue rápida. Muy rápida. No nos habíamos ni sentado y el pedido estaba listo. Esto se agradece en un local de comida rápida, pero la velocidad no puede traer consigo errores como que la salchicha le falte temperatura, cosa que ocurrió.
Antiguamente tenían varias salsas. La que más destacaba era la de mayonesa trufada que era ESPECTACULAR. No entiendo por qué las sacaron ya que ahora se sienten muy secos los completos.
En resumen, son salchichas distintas con mucho potencial, pero se tienen que mejorar detalles como ponerle más cariño a ingredientes claves. ¡¡EL QUESO!! También afinar sabores para que se complementen unos con otros y no se coman entre ellos. Y por último, solucionar el tema de la sequedad volviendo a las salsas de antaño.

En resumen

Piola. Me gusta el concepto del Hogs Salchichería, porque ponen al completo tradicional en un pedestal, y le dan una vuelta. Juegan con sabores artesanales, más fuertes para la salchicha. Bien ahí. Pero siento que han perdido fuerza desde su lanzamiento. A pesar de que nunca me ha matado, ahora está más débil que en el comienzo.

Ojo. Si vienen, tienen que comerse dos hot dogs o al menos uno y medio. Eso se entiende, porque es difícil llenarse con un solo completo. ¿O es muy de gordo lo que estoy diciendo? Jajaj.

Es un local de comida rápido. Al paso. De hecho, el local tampoco invita a quedarse mucho más. Así que si andan apurados y quieren probar algo nuevo, puede ser una alternativa. Pero no pasaría a probar algo rico, porque costaría encontrarlo. Hogs tiene mucho potencial, pero aún no le han sacado el provecho necesario. Sigue en deuda conmigo

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

SUPER FRANK BROOKLYN

NOTA:

Local:

Hogs Salchichería

Precio:

$3.900

Dirección:

Merced 297A, Santiago Centro, Santiago

Ingredientes:

Salchicha Super Frank (cerdo y vacuno), cebolla caramelizada, tocino crocante, salsa de queso Cheddar y pepinillo.

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap