0%
Select Page

Holey Artisan Bakery, Bangkok, Tailandia

Larga vida a los cubanos! ¿Han probado estos famosos sánguches? Es el de la película “Chef” (que si les gusta la comida, se las recomiendo muchísimo. ¡Tremenda!), y una preparación muy típica en Estados Unidos (especialmente en Tampa y en Miami).

Hoy con la Cata fuimos a una panadería/sanguchería en Bangkok que la está llevando. Es bien ondera, y sus panes son verdaderamente exquisitos. Me recordó un poco el excelente trabajo que está haciendo @LaPopularPizzaYPan en Santiago.

No fue fácil decidir, así que nuevamente confié en que la cajera me recomendara su preferido, y así fue que terminé comiendo un clásico cubano: belly porchetta, jamón ahumado, tocino, jalapeño, mostaza dijon, pepinillos y queso cheddar en pan ciabatta prensado en grilla.

 

Belly porchetta

Local:
Holey Artisan Bakery

Dirección:
Khlong Toei Nuea, Watthana, Bangkok 10110, Tailandia

Precio:
350 B ($7.400).

Ingredientes:
jamón ahumado, tocino, jalapeño, mostaza dijon, pepinillos, queso cheddar, pan ciabatta

Mi Crítica

El pan, perfecto. Nada que decir. Admito que tengo una especie de fetiche con los “prensaditos” (en mi casa les decían “chispita” jaja. ¿Alguien más?). Es que no hay nada más rico que un prensado jamón queso, bien enmantequillado por fuera, ¿o no?

Bueno, acá el panini estaba crocantísimo, con mínima pero sabrosa y húmeda miga. Hasta daban ganas de comer pan solo de lo rico que estaba.

Creo que sumarle jalapeños a la clásica receta de un sándwich cubano suma mucho. Eso sí, me faltó malicia en la carne de cerdo. Los que han comido cubanos antes, saben que la clave del sabor está en la salsa “mojo” donde se deja marinando el cerdo. Y como acá decía que era “belly porchetta”, pensé que me iba a tocar una especie de pork belly crocante, pero era solo un lomito bien condimentado. Rico, pero le faltó malicia. El resto, impecable. Buen uso de la mostaza Dijon. Es tan fuerte, que hay que usarla con cuidado, y aquí así lo hicieron. Bien. Y el sándwich vegetariano de la Cata, que tenía un ragout de champiñones, estaba mortal también. ¡Para volver!

Me Apañan en el proyecto

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *