Katz Deli, Nueva York

martes 8 de mayo

Oh. My. God.

Katz Deli

Cómo llegué al Katz Deli

Al igual que muchos de ustedes, tenía alguna noción de Katz Deli gracias a una tremenda escena de la película “When Harry met Sally”.

Además, cuando pregunté en mi Facebook sobre dónde tenía que ir a comer sándwiches en Nueva York, más del 50% de mis amigos me dijeron que Katz Deli era un imperdible. Y no se equivocaban.

 

El restaurante Katz Deli Nueva York

Ubicado en la calle Houston del barrio Lower East Side, Katz Deli, o Katz Delicatessen como es su nombre completo, es un restaurante que tiene una historia bastante similar a otro gran spot de la zona: Russ & Daughters (leer aquí mi visita a ese lugar).

Un inmigrante judío llegó a Nueva York en 1903 y comenzó vendiendo a otros inmigrantes, barriles de pepinillos y otros de carne. Hoy, se dice que tiene la carne más sabrosa de todo el estado. Y eso no es de casualidad.

En Katz Deli utilizan un método de curación de la carne que toma varias horas. Pregunté, y me dijeron que para el pastrami son cuatro horas, para luego dejarla reposar en una olla a vapor para conseguir que se ponga muuuuy pero muy blanda. Esto último es por varias horas. Me dijeron que para conseguir los productos finales que venden ahí, a veces se toman hasta 30 horas. Wow. Imagínense el resultado final.

Sobre el local en sí mismo, funciona con un sistema bastante distinto a lo que estamos acostumbrados. Entras, te dan un ticket por persona, y con eso te acercas al mesón. Pides lo que quieras, y el mismo que te atendió te cocina todo ahí mismo, marcando tu ticket. Luego te sientas a comer, y pagas con el ticket a la salida.

Les dejo su pagina web.

 

La carta de sándwiches del Katz Deli

Voy a hacer algo distinto esta vez. Porque es verdad que Katz Deli ofrece varios tipos de sándwiches. Pero no se confundan. Vayan de cabeza al que los hizo famosos: el sándwich de pastrami. Y no piensen en nada más. Repitan conmigo: “Pastrami. Pastrami. Pastrami”.

Y es que hay un antes y un después de probar este pastrami. Admito que llegué embobado con todo lo que me habían hablado del lugar. Pero cuando me acerqué al mesón y pedí un sándwich de pastrami, el compadre me dio a probar un poquito mientras lo preparaba frente a mis atentos ojos. Y cuando el pastrami tocó mi lengua, nació el amor.

Así que no les voy a decir los otros sándwiches que tiene Katz Deli. No, hasta que hayan probado el original.

 

El sándwich de pastrami del Katz Deli

A ver. Cómo les explico. ¿Han visto la escena de When Harry met Sally donde aparece Katz Deli? Si no, dejen de leer y véanla aquí: Meg Ryan y Billy Crystal en Katz Deli.

Bueno. Cuando probé el sándwich de pastrami, me sentí como Meg Ryan. Solo que lo mio fue 100% real. OOOOOOHHH, AAAAAAAHHHH!! OOOH! OOH! OH! AAH! AH!. Básicamente, un orgasmo gastronómico. Es que noooo, Katz Deli se me fue de las manos. NUNCA, EN TODA MI VIDA, había probado una carne así de sabrosa. Quedé loco.

Lo power es que yo siempre prefiero los sándwiches más complejos. Ojalá con hartos ingredientes. Pero Katz Deli me demostró que muchas veces en lo simple está la perfección. Y aquí, un pan de centeno, un poco de mostaza y varias lonjas de un grueso pero blandísimo pastrami hicieron la pega.

Les prometo que una abuelita sin dientes podría partir ese pastrami sin problemas. Era glorioso.

 

La crítica de Francisco Matte

Francisco Matte (@FcoMatte), amigo viviendo en Canadá por su trabajo en Crystal Lagoons: “IM-PRE-SIO-NAN-TE. Lejos el mejor sándwich de pastrami que he probado en mi vida. Por trabajo he estado mucho en Nueva York, por lo que he probado varios de este tipo. Pero el de Katz Deli está en otro nivel.

Le ponen una cantidad de carne atómica. Y el pastrami es jugoso, blando. Ni necesitas dientes para poder comerlo. Lo mejor es que es súper simple. Con un toque de mostaza y con unos pepinillos que te ponen aparte, logran una combinación tremenda. La crítica es perfecta. Muy buen lugar, con una excelente cerveza… Y es que no hay nada como ese pastrami”.

 

En resumen: ven al Katz Deli cueste lo que cueste

Empieza a ahorrar. Consigue un segundo trabajo. Pídele plata a tu mejor amigo. Consigue un ascenso. Vende todo lo que tienes. Haz lo que sea, pero TIENES que probar el sándwich de pastrami de Katz Deli.

No me tienes que creer a mi. Googlea, y todas las críticas apuntan a que este es uno de los platos que hay que probar. Incluso Anthony Bourdain lo incluyó como uno de los 15 mejores restaurantes del mundo.

Si vas a Nueva York, confía en mí, y que tu primera parada sea Katz Deli. Hazlo, y después me agradeces. Todos los lugares que conozcas después de eso, tendrán otro gustito. Porque el sándwich de pastrami te va a dejar una sonrisa imborrable por días. Te lo digo porque me pasó. Y ya estoy ahorrando para poder volver a probarlo.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

PASTRAMI SANDWICH

NOTA:

Local:

Katz Deli

Precio:

20 USD

Dirección:

205 East Houston Street (corner of Ludlow St) New York City, 10002

Ingredientes:

Pastrami y mostaza, en pan de centeno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap