Maldito Chef, Las Condes

viernes 4 de mayo

Cómo llegué

Hace tiempo que le debía un almuerzo a uno de los grandes personajes que he conocido. Compañero del colegio. Amigo de la vida. Abogado exitoso y próximo rostro de la TV chilena. Guillermo Jiménez (@GuillermoJimenez). Así que aprovechando que trabaja en el sector de El Golf, acordamos de juntarnos por un sándwich en la sanguchería Maldito Chef. Esa misma que inauguró el chef Chris Carpentier hace ya varios años, cuando las sangucherías gourmet eran aún muy pocas.


Fotos sacadas con mi Sony Xperia X

Sanguchería Maldito Chef

Ubicada en la Municipalidad de Las Condes, su ubicación es perfecta para el almuerzo de cientos de ejecutivos que pasan sin mucho tiempo por ahí.

Maldito Chef fue una de las primeras sangucherías gourmet de Santiago, comandada por el reconocido chef de Master Chef, Christopher Carpentier.

Tiene una rica terraza en lo que es el “pasillo interior” de la Municipalidad, y adentro un amplio comedor con un par de mesas comunales y también de las típicas mesas modulares para cuatro personas.

El concepto del restorán, es poder comer “lo que el Chef come”. Por eso es Maldito Chef, porque siempre él es el que mejor come. Bueno, ahora revela sus secretos y los da a probar.

 

La carta de sándwiches y hamburguesas

Tiene cinco hamburguesas, y ocho sándwiches. Como últimamente he comido muchas hamburguesas, quise probar algo distinto. Y ya que había venido un par de veces al Maldito Chef, aproveché de pedir su sándwich más nuevo: “Maldito Cerdo”. Es de pulpa de cerdo picante al jugo, puré de palta, chancho en piedra y ají verde, en marraqueta.

De las hamburguesas, la que más me tincó fue la “Tijuana Burger”. Ésta tiene queso Cheddar, guacamole, aros de cebolla, jalapeños, mayonesa chipotle y salsa mexicana.
Y para los más aperrados, está la Monster Burger, con 500 grs de carne, aros de cebolla, queso azul, tomate, queso Mantecoso, lechuga, tomate y salsa bourbon.

Y de los sándwiches, la oferta es variada. Hay uno, “Caleta”, de pescado frito con ensalada chilena. También otro de milanesa que me tincaba harto (de hecho, se la pidió el Guille). Y ojo que hay una opción vegetariana 

 

El sándwich de cerdo

El pan venía en un correcto punto de tostado.
La palta, abundante (cosa que se agradece), venía sin sal. Ya casi que ni me atrevo a apuntarlo como error, porque muchos restaurantes lo hacen (partiendo por el Dominó). Pero para mi, la palta sin sal no es palta. ¡Échenle por la cresta!

El chancho en piedra, muy bien equilibrado entre sus ingredientes (porque es fácil pasarse con tanto condimento), pero le faltó picor. Lo otro, y esto es más de gusto personal, es que el chancho en piedra lo prefiero como pasta más que como picadillo tipo pebre. ¿Ustedes?

El chancho, normal. Pensé que iba a estar más picante (no lo estaba, y eso que salía “picante” en la carta), y no estaba lo jugoso que me hubiese gustado. Igual con el chancho en piedra y la palta pasaba piola.


Soy feliz cuando encuentro mi chela preferida: Austral Calafate.

La crítica del invitado

Guille Jiménez, abogado y partner del colegio y de la vida (@GuillermoJimenez): “Me la quise jugar por el sandwich de milanesa del Maldito Chef. Entendiendo que la crítica viene de este humilde paladar, me pareció un sandwich generalmente muy rico. Muy bien elegida la combinación de los ingredientes y bien cocinados cada uno de ellos.
Sin embargo, tuvo algunos detalles que, aun siendo solucionables, evitaron una mejor nota.
En primer lugar, el abuso de la cebolla en el sándwich. Se robaba la película. Hacía que en cada mordisco hubiera que hacerle el quite para llegar a los otros sabores.
El segundo de los problemas tiene relación con el primero: me pareció que el exceso de cebolla buscaba ser la solución para un sándwich algo seco, imposible de comer sin algo para tomar al lado. Mala solución.
Finalmente, me gustaría hacerle una mención súper honrosa a las papas fritas que acompañaban el sánguche. Cosa más wena, aunque a Pipe no le hayan gustado”.

 

En resumen

A ver. Vine apenas abrió Maldito Chef y me acuerdo de haber probado un sándwich de entraña si no me equivoco, increíble. Luego vine tres veces más (ya pasados los años desde la primera visita), y admito que no me había gustado.

Ahora, en la última visita, salí conforme. No es una sanguchería que me cambió la vida ni nada, pero es rica. Creo que, por sobre todo, es una excelente opción para oficinistas de escapar un poco del clásico churrasco italiano y probar sabores un poco más originales.

Un poco caro (aunque se entiende por la ubicación), se gana las tres narices por lo jugado de la carta, por el maravilloso concepto marketero, por la onda del local y porque el sándwich en general estaba bueno.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

MALDITO CERDO

NOTA:

Local:

Maldito Chef

Precio:

$8.900

Dirección:

Av. Apoquindo 3300, Piso 2, Las Condes, Santiago

Ingredientes:

Pulpa de cerdo picante al jugo, puré de palta, chancho en piedra y ají verde, en marraqueta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap