Mogambo, Lo Barnechea

¿Una hamburguesa negra?

Mogambo Hamburguesas

Cómo llegué

Ya conocía la sanguchería Mogambo Hamburguesas. Había ido apenas abrieron, porque hacían mucho ruido gracias a su hamburguesa ahumada en pan negro. Y admito que no me había gustado mucho. Pero pasaron los meses, y la gente seguía y seguía hablando de ella. Así que me prometí volver a probarla.

Aprovechando que volví a estar en contacto con uno de mis grandes amigos de la Escuela de Talentos de Canal 13, Eduardo Cruz Jarvis (@CruzJarvis), y que trabaja y vive muy cerca, lo pasé a buscar y partimos al Mogambo Hamburguesas. Había que ponerse al día. Pero por sobre todo, había que comer.

 

La sanguchería Mogambo Hamburguesas

Mogambo Hamburguesas es una sanguchería ubicada en Avenida La Dehesa, justo al frente del Portal La Dehesa. Tiene un par de estacionamientos, pero si no, a 10 metros hay un stripcenter con hartos, que no es caro.

Adentro todo está bien decorado, con espacios amplios y limpios. Aún se respira el ambiente de restaurante nuevo, a pesar de llevar poco más de un año abierto.

Además del comedor interior, si pasas al fondo llegas a una muuuy amplia terraza, que cuenta con mini lounges para relajarse al máximo, y también con mesitas bien separadas unas de otras. La idea es que cada uno tenga su propio espacio.

Su chef, Javier Ávila, después de trabajar en varios países, abre Mogambo Hamburguesas como una propuesta de burgers “venezolanas”, por su país natal, y ha logrado posicionarse rápidamente gracias a su hamburguesa ahumada en pan negro. La técnica del ahumado la ha perfeccionado y la aplica en varias de las hamburguesas que ofrece. Un gran pero gran acierto.

Les dejo su página web.


Fotos sacadas con mi Sony Xperia X

La carta de sándwiches y hamburguesas

Mogambo Hamburguesas ofrece seis sándwiches y trece hamburguesas (una de ellas vegetariana!).

Dentro de los sándwiches, destacan un Philly Cheese Steak pero de pollo (también tienen el clásico con carne), y el “Inka Sándwich”. Éste tiene pollo ganso asado al vino tinto, ají panka y ají amarillo, salsa criolla, palta, lechuga, tomate y salsa Huacatay, todo en un pan Hoagie (que es una especie de baguette y pan de hotdog).

De las hamburguesas, hay harto donde  elegir. De partida, está la de la casa, que fue la que me pedí. Se llama Mogambo Smoked Burger, y es una hamburguesa con queso Cheddar, berros, tomate confitado, tocino, huevo frito, aros de cebolla morada, y crocante de Mozzarella, en pan Brioche negro, ahumada con romero.

Pero también tienen una hamburguesa vegetariana. Es de arroz pilaf, verduras asadas y porotos negros. Además, le ponen champiñones salteados, berros, tomate confitado y salsa tártara.

Dentro de las opciones ahumadas, hay una de cordero y otra “Juicy Lucy” (rellena con queso). Por último, la “Dark Forest”, que usan una reducción de cerveza negra. Es decir, en Mogambo se la juegan con preparaciones innovadoras. Y eso se agradece.

 

La hamburguesa negra y ahumada Mogambo

Es el caballito de batalla. La más mediática y la más pedida. Y es que no puede pasar piola una hamburguesa que te la traen dentro de una campana semi transparente. Y al llegar a la mesa, frente a tus ojos, levantan la campana, dejando escapar el humo al romero que rodeaba tu burger. Una maravilla de show artístico, digno de inmortalizar en tus redes sociales.

La hamburguesa en sí es rica. Buena carne. Jugosa. De buen tamaño. Ni muy grande, ni muy pequeña.

Creo que el gran aplauso, además del pan y el estiloso show inicial, es por el montaje. Cada uno de los ingredientes se siente a la perfección y destaca por si mismo. Los berros aportando el frescor necesario en una hamburguesa con mucha actitud. El tocino, bieeen crocante como me gusta (y como debiese ser!!).
No falta ni sobra nada… saaaalvo por un detalle bastante importante.

El gran pecado mortal que tiene esta hamburguesa, es el huevo frito. Siempre ha sido uno de mis ingredientes preferidos, especialmente porque ver correr la yema sobre tu hamburguesa es algo que todos tenemos que hacer antes de morir. Pero aquí, y me imagino que por “culpa” de la campana, el huevo te llega muy cocido. Es decir, al reventar la yema, no pasa nada. Ya está demasiado seca  ¿Y si lo sacan y lo reemplazan por alguna salsa? Ahí se las dejo…


Hamburguesa ahumada y Cerveza Austral Lager en schop.

La crítica del invitado

Eduardo Cruz Jarvis (@CruzJarvis). Animador de televisión, ex alumno de la Escuela de Talentos de Canal 13, y gran amigo (aunque un  poco desaparecido jaja): “Para mí la comida es para compartirla. Creo que no hay nada mejor que conversarla, reírla y sentirla. O sea, vivirla. A concho.

En ese sentido, una invitación a comer hamburguesas siempre va a ser bien recibida y merecida. Sobre todo cuando veníamos posponiendo la reunión hace un buen rato.

La cosa es que el Mogambo, para mí, pasó la prueba. Pero tengo que ser honesto: no tengo ni el más mínimo conocimiento de cómo tiene que ser una buena hamburguesa. Así que sólo sé que la Bacon Cheese Melt me gustó y un montón.

Estas son las razones:
– Como buen parrillero, la carne me gusta jugosa, rosada en el centro. Si no viene así, mejor comamos piedras. La carne vino exactamente en el punto y estaba sabrosa.
– El queso Cheddar le daba un toque y le aportaba el toque justo de sabor.
 Bacon crocante, bien crocante. Algo necesario para que haya alguna textura diferente.
– Tomate y lechuga en la cantidad justa. La idea es comer hamburguesas, no una ensalada, ¿no?

Esto acompañado de papas fritas bien buenas, vienen con la sal necesaria de la cocina, así que sin abusar. Lo malo: pocas para mí. Soy fanático de las papas fritas y me podría haber merecido unas cuantas más.

En fin, una hamburguesa que claramente no es la que combina más ingredientes ni nada por el estilo. Podríamos decir a esta altura que es la clásica, que está en todas partes, pero es un gol seguro. Funciona sí o sí.

Cuatro chanchitos!”

 

El maridaje

Yo me pedí dos cervezas. La primera, una Cerveza Austral Lager… en schop!! Sé que todos ustedes estarán de acuerdo en que no hay mejor cosa que una cerveza helada en schop. Es tan distinta a las botellas!

Esa es una bien fresquita. Algo así como para contrarrestar la hamburguesa ahumada. Aunque creo que debiese haber preguntado si tenían una cerveza un poco más fuerte. ¿Quizás la Yagán que es negra?

La otra que pedí, es la Mogambo Beer. Adivinen cómo es. Sí. Le achuntaron. Es ahumada jaja. Y cómo no! Si es la especialidad de Mogambo. Eso sí, yo he probado otras dos cervezas ahumadas, y ninguna me había gustado. Eran demasiado “pasadas a humo”. Pero esta solo tenía el toque perfecto. La recomiendo.

 

En resumen

Mogambo Hamburguesas es una sanguchería que hay que conocer. No es la mejor del mundo, pero sí es una experiencia gastronómica que vale vivir. Por el pan con tinta de calamar, que es difícil de probar. También por probar sabores ahumados, tanto en las hamburguesas como en la cerveza. Y por último por la parafernalia de la campana.

Sí es un poco cara, con muchas de las hamburguesas rodeando muy de cerca las 10 lucas. Pero sabiendo su ubicación y leyendo los ingredientes y la propuesta gastronómica, puede parecer no tan exagerado por la experiencia completa.

Recién salieron en el ranking de la revista Wikén como una de las hamburguesas que hay que probar. Y no puedo estar más de acuerdo. No por ser la mejor, pero sí por ser una opción rica y distinta. Vengan.

MOGAMBO SMOKED BURGER

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *