Salt Shed, Inglaterra, Londres

Verificado

Pastrami como tiene que ser.

SÁNDWICH N°582: ¿Les gusta el pastrami? A mi siempre me gustó mucho, pero durante años solo había probado el procesado y laminado de supermercado. Rico, pero nunca pensé que podía ser tan distinto a un buen pastrami casero. Y gracias a mi trabajo me ha tocado comer y cocinar unos que son notables. Acá en Londres me dijeron que el mejor era el de @SaltShed. Así que partí a #HawkerHouse, un taquillero galpón con varios puestos de cocktails y comida, además de mesas de pool 🎱 y mucho ambiente para comenzar a prender la tarde.

Y ahí vi este pequeño puesto que partió vendiendo carnes ahumadas y ahora ya tiene platos y sándwiches. Probé la hamburguesa primero. Rica, pero nada especial. Normal. Dos narices. Y luego el especial de la casa que es un pastrami curado y cocinado al vapor, un “slaw” muy cremoso, pepinillos y mostaza. Más tarde vi que recomendaban agregarle queso. Fallé, porque obvio que iba a ser más rico aún. El pancito es de huevo y venía bien tostado. Buen dulzor pero no me convence la miga. Falta aire y frescura. La ensaladita era bien cremosa y crocante, y era distinto al típico coleslaw. Los pepinillos eran ultra blandos. Me gustaron. Y obviamente el rey es el pastrami mismo. Grueso. Muy blando. Tanto, que si lo ves de cerca se ve que está a punto de desmenuzarse solo. Ahumado suave (me hubiese gustado más fuerte porque era la gracia de esto), y con una costrita rica y delicada. Tenía una línea de grasa entre la costra y la carne, que se mezclaba y fundía muy bien cuando mordía. La mostaza creo que roba un poco de protagonismo. Es rico, pero con esa carne se puede hacer mucho más. Avisen si tienen datos de dónde comprar un buen pastrami!