Sangú, La Reina

viernes 4 de mayo

Perú en el Mall Plaza Egaña

Sangú Sanguchería Peruana

Cómo llegué

¡Les tengo noticias! Estoy trabajando para lanzar próximamente el canal de YouTube de 365 Sánguchez. O bueno, si hay algún productor de televisión leyendo esto, o si tú conoces a uno, feliz de conversar para hacer algo ahí también. La cosa es que me junté con mi amigo Memo Alvarado, con quien trabajamos juntos en “Por Ti” de TVN, para tirar las primeras líneas. Y para estar en la onda, aprovechamos de comernos un sándwich en Sangú Sanguchería Peruana, un local nuevo que abrió dentro del Mall Plaza Egaña. 


Fotos sacadas con mi Sony Xperia X

Sangú Sanguchería Peruana

Sangú Sanguchería Peruana es un restaurante nuevo, que se enfoca en sándwiches peruanos, tal como dice el nombre. Esta nueva sanguchería está ubicada en el último piso del Mall Plaza Egaña, en La Reina. Sus dueños son los mismos del Le Fournil, e incluso colindan.

Tiene un look bastante llamativo. Desde la tipografía que utilizan hasta la decoración en general está bastante bien elegida. Afuera, y tal como ven en la foto, tienen unas barras largas que sirven como mesas comunitarias con sillas altas de bar. Bien colorido todo. Me gustó haberme sentado ahí, además que es al aire libre así que por el clima estaba perfecto. Adentro también tienen un espacio entretenido, pero me inclino por la terraza.

Mis felicitaciones por el lettering que usaron tanto en la carta como en algunos muros.
Aquí les dejo su Facebook.

 

La carta de sándwiches

Ofrecen siete tipos de sándwiches distintos. Todos bien peruanos. Y todos los he visto en otras sangucherías, salvo el que lleva el nombre del restaurante.

Yo me pedí el de Pavo Asado. Tiene pavo marinado y asado al horno, con zarza criolla y salsa tártara en pan Ciabatta. Intenté agregarle camote frito, pero me dijeron que los sándwiches no se podían alterar. Curiosamente, tres minutos después se sentó una pareja muy cerca nuestro y le pasó lo mismo. Los sándwiches son como vienen. Al diablo la personalización.

Por su parte, Memo se pidió el “Sangú”: carne de vacuno marinada 24 horas en vino tinto, vegetales y especias, con queso fundido, zarza criolla y salsa de rocoto, en pan francés.

Además de esos, tienen los clásico de lomo saltado y de chicharrón de cerdo, entre otros.

 

El sándwich de pavo

Ya. Apenas me llegó, admito que le dije a Memo que no me tincaba. Como que se veía medio paaaaavre. Por eso mismo le quería sumar el camote, porque si no era simplemente pavo con salsas. Pero no me dejaron. Allá ellos.

Eso sí, al probarlo me tapó la boca. Pero poquito. Era un sándwich normal.

El pavo estaba blandísimo y muy bien condimentado, característica fundamental de la comida peruana. Hay que decirlo. Pero la cosa es que se queda corto.

La salsa tártara de verdad que no la sentí. Tenía muy poco y era muy suave. Bastante distinta a la tártara que estamos acostumbrados aquí en Chile.

El pan, ahí no más. Como he dicho en otras críticas, es un Ciabatta peruano, mucho más blando y “chicloso” que el Ciabatta chileno. Pero la proporción miga-corteza no era correcta. Tenía mucha miga y poca corteza. Y al ser muy blanda esta última, aumenta aún mayor esa diferencia.

Viene con unas papas fritas que yo encontré bien malas. Me huele a que son congeladas. Y te llevan dos salsas. De rocoto (mala, aguachenta), y de huancaína (rica).

Pero por sobre todo, es un sándwich al que le falta algo más. Les juro que no es de picado jaja. Pero una paltita, papas hilo o camote frito le vendrían perfecto.


Sándwich de pavo y Cerveza Austral Patagona

La crítica del invitado

Memo Alvarado: “La carne venía con mucho nervio. Por lo mismo, era difícil de masticar. El queso frío, a propósito, siento que mata pasiones jajaj. Pero en general, a pesar de esos defectos, la mezcla de sabores era buena. Me dejó con el sabor de Perú en la boca. Es un sándwich con personalidad. ¡Me gustó! Tres narices de chancho”.

Comentario mío sobre el sándwich de Memo: No lo probé, pero el color de esa carne no se lo deseo a nadie jaja. Se veía más recocida que Ruperto el humorista.

 

En resumen

Para estar dentro de un mall, creo que es una buena opción. El local es muy agradable, y efectivamente tienen sabores peruanos, lo que siempre es bueno. 

Sí tienen que trabajar un poco más el pan. Siendo un local perteneciente al Le Fournil, eso no debería ser un problema.

Y el tema de cambiar ingredientes… entiendo que el chef no quiere que le cambien su obra de arte. Él se supone que es el que sabe. Pero yo soy más del clásico “el cliente tiene la razón.

Tres narices bien ganadas. No más. No menos. Les dejo otras dos críticas a sangucherías peruanas que he hecho en este proyecto:
LA POCHA
D’LEITE
DIVERSIDADES DEL PERÚ

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

PAVO ASADO AL HORNO

NOTA:

Local:

Sangú

Precio:

$5.590

Dirección:

Avenida Larrain 5862, La Reina, Santiago (Mall Plaza Egaña, local T-4035)

Ingredientes:

Pavo marinado y asado al horno, con zarza criolla y salsa tártara en pan Ciabatta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap