The Spotted Pig, Nueva York

lunes 7 de mayo

The Spotted Pig Nueva York

Cómo llegué al The Spotted Pig Nueva York

Antes de partir a Nueva York, un hermano y mi ex jefe me amenazaron con vetar mi ingreso a Chile si es que no probaba las famosas hamburguesas del The Spotted Pig (“El chancho manchado”). Y es que razones hay muchas, que ya veré más adelante. Así que con el Hush hicimos algo que puede ser un poco raro para el turista común. Agarramos el mapa de la ciudad, anotamos los grandes lugares de hamburguesas y sándwiches a los que sí o sí iríamos, y planificamos las atracciones turísticas en función de la comida jajja. ¿Qué tal? Eso sí que es ser un guatón de alma. Y a mucha honra.

Les dejo su página web.

 

El restaurante The Spotted Pig Nueva York

El restaurante The Spotted Pig está ubicado en el barrio “West Village”, y es mundialmente conocido porque por siete años consecutivos tuvo una estrella Michelin. Esto ha logrado una publicidad infinita para el local. Si a esto le sumas que su chef es la británica April Bloomfield, se entiende que este restorán para 96 personas esté siempre lleno.

No aceptan reservas, pero tienes dos formas de comer ahí. O vas y esperas a que alguien salga de la barra y te sientas ahí (a nosotros nos resultó perfecto, no tuvimos que esperar nada), o en el restaurante mismo dejas tu nombre y celular, y ellos te llamarán, probablemente una hora más tarde, indicando que hay una mesa disponible.

Por fuera no hay ningún cartel que indique que este es el restaurante The Spotted Pig. Por lo mismo, tienes que buscar su puerta amarilla con un cerdo enlatado puesto sobre ella, o el conocido chancho como de greda que cuelga justo en la esquina. Es blanco y tiene puntos negros, como pueden ver en la foto de máś arriba.

Una vez adentro, ingresas a una especie de taverna atiborrada de elementos decorativos. En su mayoría, son todos alusivos al chancho. Incluso, en el segundo piso hay un Chancho Juanito! (el de los Chancho en Piedra).

Es bien taquilla el lugar. Da como para ponerle atención a cada rincón, porque te vas encontrando con figuras y cuadros bien choros.

 

La carta de hamburguesas del The Spotted Pig

The Spotted Pig de West Village ofrece tres tipos de sáńdwiches, y varios productos que tienen como base una tostada (como las tostadas a la francesa).

Uno de sus afamados sándwiches, es el “Cubano” con ensalada de rúcula. Este tiene cerdo, queso Gruyere y jalapeños semi dulces, en un pan Ciabatta del reconocido restaurante Balthazar.

El segundo que ofrecen es el típico grilled cheese gringo, pero aquí lo sirven con mermelada de cebolla y mostaza. Suena un poco raro, ¿no?.

Y el tercero, es el plato que más piden, y por el cual decidí visitar The Spotted Pig. Estoy hablando de la hamburguesa a la parrilla con queso azul y papas hilo. Simple, pero este es el producto estrella y el que lo ha hecho ganar fama mundial.

 

La hamburguesa del The Spotted Pig

Cuando me llegó la hamburguesa a la barra donde esperaba, me llamaron la atención varios puntos. Primero, que las papas hilo venían fuera del sándwich (y que eran como 438278 toneladas de papas hilo). Obviamente, yo se las puse adentro. Y lo segundo, fue el tamaño de la hamburguesa en sí. Un monstruo de carne perfectamente ovalado. Pregunté por su peso pero no me supieron decir. Me la juego con que debe haber sido de 270 grs por lo bajo.

La carne la trajeron a punto, tal como la pedí. Con ese tamaño, era difícil lograrlo, pero lo hicieron. Jumbito para ellos. Además, apenas la tomé con las manos y le pegué el primer mordisco, los jugos salieron chorreando por todas partes. Era una hamburguesa jugosa por definición. Y se notaba que la hicieron en el minuto, con carne molida ahí. Bien.

Sí admito que me tocó un poco salada, igual que la del Hush. Además, esto se acrecienta gracias al queso azul. Con un ingrediente como ese, hay que tener mucho ojo con la sal.

Venía poquito queso azul. Al ser una hamburguesa tan contundente, hubiese agradecido un poquitín más de queso. Mirando las mesas del lado, me fijé que muchos pedían el queso aparte, en un pote. Y ahí al menos parecía que era mayor cantidad.

El pan Brioche era rico. Harta miga eso sí. En un sáńdwich tan simple, toma demasiado protagonismo. Se salvaron porque era sabroso, y de buen toque dulce. Ademáś, cumplen con mi máxima de enmantequillar ambos interiores y luego tostarlo a la parrilla. Luego, lo dan vuelta y doran el exterior del pan. Exquisito detalle, que le aporta crocancia al conjunto.

 

En resumen: The Spotted Pig

Si andas por Nueva York y te gustan las hamburguesas, The Spotted Pig es un lugar que no puedes dejar fuera de tu lista. No me mató, pero sí´forma parte de la cultura sanguchíśtica de este paíś. Así que recomiendo sí ó śi visitarlo. Además, el local es muy choro, con mucha onda. No sé śí sería un áśíduo a la hamburguesa misma, a pesar de haber estado rica, pero sí ḿe imagino tomando varios vasos de su cerveza de la casa, la Spotted Pig Bitter, junto a algo para picar.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

CHARGRILLED BURGER WITH ROQUEFORT CHEESE & SHOESTRING FRIES

NOTA:

Local:

The Spotted Pig

Precio:

25 USD

Dirección:

314 W. 11th St. New York, NY 10014 (Neighborhood: West Village)

Ingredientes:

Hamburguesa a la parrilla, queso azul y papas hilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap