La ruta de otra cosa, pero no milanesa

La Ruta de la Milanesa

Cómo llegué a La Ruta de la Milanesa

Había ido antes a La Ruta de la Milanesa. O mejor dicho, la había pedido a domicilio.

La primera vez que escuché de este lugar, fue porque Ramón Llao me la recomendó cuantro trabajaba en ETC TV… hace muuuuuuchos años. Y hoy, llegué con mi primo Carlos Barceló casi por accidente.

Intentamos ir a la Fuente del César, pero estaba cerrada. Luego, a un restaurante de hamburguesas un poco más abajo, que también estaba cerrado. Así que nuestra tercera opción, fue La Ruta de la Milanesa.

La Ruta de la Milanesa Ñuñoa 365 Sánguchez

Restaurante La Ruta de la Milanesa

La Ruta de la Milanesa es un restaurante de sándwiches… de milanesa. No hay churrascos, ni lomitos, ni hot dogs. Solo milanesas, aunque puedes pedir de ave o de vacuno.

El local queda en Ñuñoa, en un strip center en la intersección de las calles Coventry con Simón Bolívar.

El espacio físico es bien simple. Entras, y tanto en el ventanal que da a los estacionamientos como en una de sus paredes, hay una barra con pisos altos. El resto, es la caja para pagar, y atrás está la cocina con un vidrio para ver los procesos. Por lo mismo, es más común que La Ruta de la Milanesa funcione como delivery, o bien para retirar en el local.

Les dejo su página web.

La Ruta de la Milanesa Ñuñoa 365 Sánguchez

Carta de sándwiches La Ruta de la Milanesa

La Ruta de la Milanesa tiene 10 sándwiches de milanesa. Y como dije antes, puedes elegir entre milanesa de vacuno o de ave.

En su carta, todos los sándwiches tienen nombres de famosas ciudades. Por ejemplo, está la “Mexicana”, con lechuga, guacamole y mayonesa al tabasco. O también la “New York”, con cebolla caramelizada, queso Mozzarella, tocino y salsa BBQ.

La Ruta de la Milanesa Ñuñoa 365 Sánguchez

Sándwich de milanesa en La Ruta de la Milanesa

Fui por la “Barcelona”: milanesa de vacuno, lechuga, aceitunas sevillanas, jamón serrano y salsa brava.

Fue un sándwich de altos y bajos, pero más de estos últimos la verdad.

El pan, era demasiado. Como que en un mordisco, el 80% del sándwich era puro pan. No era malo de sabor, pero sí mucho en cantidad. De hecho, le saqué la tapa de arriba, cosa que casi nunca hago.

La milanesa, tenía poco, pero muuuuy poco de milanesa. Y lo digo por el batido. Como que solo en unas pocas zonas podías ver que estaba “apanada”. Era más bien el trozo de carne no más. Carne normal, pero que sin duda le faltó para llegar a ser una verdadera milanesa.

Otro punto en contra, fue que era demasiado salado. Las aceitunas sevillanas con el jamón serrano son dos ingredientes cargados a la sal, por lo que terminó siendo una bomba de NaCL.

La salsa brava definitivamente le daba un cambio de gusto muy necesario, y fue un gran aporte.

La Ruta de la Milanesa Ñuñoa 365 Sánguchez

Carlos Barceló sobre La Ruta de la Milanesa

Carlos Barceló (@Carlos_Barcelo), primo, amigo y actualmente a cargo de las pizzas congeladas PF, y terminando su MBA con un viaje a China: “La Ruta de la Milanesa. Yo no la había escuchado, pero Pipe la había probado hace unos años y quería volver para evaluarlo con 365 Sánguchez. Coordinamos un almuerzo y partimos a su local en Ñuñoa. La primera impresión que me llevé fue “¿qué hacemos acá?”. Llegamos a un strip center, con este local en el primer piso, sin ventanas (no se ve para adentro), y al entrar lo único que hay es una barra mediana con un par de asientos, además de la cocina (se ve como cocinan, lo que es bueno) y la caja. Definitivamente se nota que su modelo es el despacho a domicilio, porque de atractivo no tiene nada.

En cuanto a la atención, fue normal: nos preguntaron el pedido, sirvieron y cobraron. Ni buenas ni malas caras, simplemente cumplen.

El sándwich de MIlanesa de Carlos

En cuanto a la comida, yo me pedí una milanesa París y Pipe una Barcelona. La París tiene lechuga, champiñones, queso Mozzarella, salsa de crema a la pimienta y tomates fritos. Fueron estos últimos dos ingredientes los que me llamaron la atención. Llegó rápidamente el pedido y visualmente se veía bien! Buen porte, con bastante ingrediente y lo mejor es que venía bien caliente (lo que cuesta que pase en la mayoría de sandwicherías). Al probar mi París, la verdad es que me sorprendió. Muy gustosa y la salsa de crema a la pimienta es el gran ingrediente que hace la diferencia, dado que además de ser rica, amortigua la sequedad que puede tener la milanesa y el pan. Los primeros dos mordiscos fueron los mejores. Una vez que se comenzó a enfriar, cambió el sabor y ya pasó a transformarse en un sándwich más bien regular. Al tomate frito nunca le sentí la diferencia de esta característica. Además, podría haber traído más cantidad de carne, porque la milanesa estaba bien delgada. De todas formas es un rico sándwich para pedir desde la casa, con precios aceptables.

En resumen y agregando notas:

Local: 1 nariz de chancho.
Atención: 2 narices de chancho.
Comida: 3 narices de chancho.

La Ruta de la Milanesa Ñuñoa 365 Sánguchez

En resumen: La Ruta de la Milanesa, a lo más para delivery

Como bien decía Carlos, se nota que su fuerte es el delivery, porque el local está meramente para eso. Ningún atractivo por sí mismo.

Y los productos, el “París” se veía muchísimo mejor que el mío, por lo que les recomendaría que fuesen por ese más que el “Barcelona”. Creo que La Ruta de la Milanesa está para salvarte un sábado en la tarde-noche, pidiendo a domicilio. Pero no está como para ir a comer. Para eso, hay mejores opciones.

 

Ficha Técnica:

Número del sandwich: 167 Nota: Local: La Ruta de la Milanesa Dirección: Coventry 701, Ñuñoa, Santiago Nombre del sandwich: Barcelona Precio: $6.090 Ingredientes: Milanesa de vacuno, lechuga, aceitunas sevillanas, jamón serrano y salsa brava Tags: La Ruta de la Milanesa, Ñuñoa, Milanesa, Santiago Categorías: Carnes, Los Distintos