La Fuente Reina, Santiago

martes 1 de mayo

La Reina de lo gigante

Cómo llegué

Ufff, ni les cuento! Les prometo que había ido como tres veces a La Fuente Reina, pero siempre había una fila que llegaba hasta la calle para poder sentarse. Volví a insistir, pero esta vez llegué más temprano. Solo unos minutos después de que abrieran. ¡Y lo logré! Y ojo que el local es bastante grande, pero les ha ido tan bien, que es difícil comer ahí, salvo que vayas con tiempo.

Nuevamente me acompañó Seba Rubio. Y apenas entramos, vimos cómo los mozos se paseaban con unas hamburguesas ENORMES. Y todas eran así. Por lo mismo, sabíamos que era el día para hacer un desafío.

Fotos sacadas con mi Sony Xperia X

La sanguchería Fuente Reina

Ubicada Carlos Ossandón esquina con Echeñique, La Fuente Reina ha hecho bien su pega para ganarse una excelente reputación en solo un par de meses. Ya llevan años operando, pero les diría que este, el 2016, fue su año de consagración. Y es que tiene factores muy característicos.

Primero, es un restaurante familiar. A un costado de su amplia terraza, tienen juegos infantiles y toda un área para que puedas dejar a los cabros chicos mientras te devoras tu sangurucho.

Segundo, y creo que esto es lo que más diferencia a La Fuente Reina del resto de los locales de sánguches, es el tamaño de sus preparaciones. OK, en general el concepto “Fuente” está asociado a abundancia. A no escatimar recursos en sacar un sándwich enorme. Rebalsado de ingredientes. Pero aquí la cosa se va al carajo. De verdad que todas las hamburguesas que vi pasar me dejaron boquiabierto, con ganas de sacarle fotos a cada una.

Y un tercer punto que los hace diferentes, es que trabajaron con muchos elementos reutilizados en su decoración interior. Así, luego de pasar el primer comedor que es medio fome (harto fome en verdad), pasas por un estrecho y corto pasillo para pasar al comedor trasero. Ahí te encuentras con una decoración entre Fuente Mardoqueo y La Jardín. Les recomiendo comer aquí o bien en la terraza si el día acompaña.

La carta de sándwiches

Aquí se pone compleja la cosa, con muchas opciones para elegir. Partamos con las hamburguesas, todas de 250 grs. Tienen 16 diferentes versiones. La que más me tincó fue la que lleva el nombre de la comuna. La hamburguesa La Reina tiene queso mantecoso apanado, tocino, aros de cebolla, pepinillo, salsa BBQ, piña y mayonesa. Light, como se darán cuenta jajaj. Pero ese toque de la piña me tinca muchísimo! También ofrecen hamburguesas rellenas con queso Azul o Cheddar, papas fritas dentro del sánguche y un sinfin de chanchadas. Ojo que tienen una mayonesa “al humo” que también resalta.

Luego hay una sección de sándwiches de pollos y churrascos, que tiene cinco opciones cada una. Además, hay un sánguche armado de escalopa Kayser. Y si ninguna de esas alternativas te termina por convencer, puedes armar un sándwich a tu pinta, eligiendo como base mechada, hamburguesa, filete, hamburguesa vegetariana, la escalopa Kayser, churrasco, pollo, vienesa o vienesa vegetariana. ¿Qué tal? Así que puede venir hasta el más mañoso y encontrar algo que le guste.

OJO que ofrecen un pan sin gluten! Así que aquí son todos bienvenidos. Y todo lo que pidas, en formato XL (está la opción de pedir el “chico” que es bastante grande, y el “normal” que es enorme).

 

El sándwich Cicciolina en La Fuente Reina

Es la nueva atracción de La Fuente Reina. Y es muy llamativa. ¿Por qué? Pues de partida porque pesa 1.2 Kgs. ¡UNO COMA DOS KILOS DE SÁNDWICH!! ¡Qué más se puede pedir? Y si eres de los que les gusta mezclar muchos, pero muchos muchos ingredientes, este es tu plato. Viene un pan de pizza (me gustó!), con una mezcla de tres tipos de cerdo (lomito, tocino y pepperoni), más hamburguesa picada, cebolla caramelizada al merlot, papas fritas, queso Cheddar, queso Mantecoso, salsa BBQ y jalapeños. Estos últimos son opcionales, pero si vienes a pedir la Cicciolina, esa que honra a la famosa porno star homónima, tienes que jugar “all in”. Eso sí, pica dos veces. Acuérdense de mi.

El sándwich. La Cicciolina. A ver. ¿Es rico? Sí. ¿Es increíble? No.

De partida, y por cosas bastante obvias, tiene mucho sabor a pizza. Entre el pan y el pepperoni, es difícil sacarse de la mente y de la lengua al clásico sabor pizzero. En todo caso, se agradece que le pongan mucho de todo. Nada de andar mano de guagua con el ingrediente más caro. No. Aquí viene mucho de todo.

Sigamos. Las papas fritas que vienen adentro, malas. “Anti-crujientes” si me permiten el término. Y es que en medio de ese mejunje (¿sabían que se dice así, sin “n”? Mish), difícil lograrlo. Pero sí, hubiese preferido sin papas fritas.


Para maridar, una Austral Calafate heladita.

Los otros ingredientes de la Cicciolina

El resto de los ingredientes se hace difícil de analizar, porque viene todo revuelto, por lo que te llega una bomba de sabor al paladar de una. Y como dije, era rico, pero nada demasiado especial. Incluso el picor de los jalapeños no era feroz (en el momento, porque en la noche… uuuuy, ni les cuento jaja).

Nunca pensé que iba a decir esto, pero siento que la frase “menos es más” le vendría bien. Aunque sé que también es parte de la gracia de crear algo monstruoso.

Por si las moscas, no pude comérmela entera. Ni con la ayuda de Sebastián. Y eso que los dos somos guatones de alma, pero esto era demasiado. Me la ganó. A ver quién se atreve a mandársela solo… y me avisan!

En resumen

El local me encantó y quedé con muchas ganas de volver, especialmente a probar la hamburguesa La Reina que describí en el primer párrafo. Se nota que la gente quiere el local y le es fiel, por lo que creo que mi elección no fue la mejor en cuanto a sabor. Pero sí en cuanto a probar cosas distintas y que llamen la atención. Porque eso sí que lo logra la Cicciolina. Igual la recomiendo para grupos de amigos. La piden junto con unos schop Austral, y entre dos se la pueden llegar a hacer chupete. Y por el tamaño y los ingredientes, siempre se van a acordar de su visita a La Fuente Reina.

Tres narices de chancho. Feliz de venir por una “revancha” a ver si logra llegar a las cuatro o cinco, pero este plato al menos, sin duda se queda en las tres. Más bueno que malo, pero no exquisito. A ver qué dicen ustedes.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

CICCIOLINA

NOTA:

Local:

La fuente Reina

Precio:

$14.500

Dirección:

Av. Echeñique 8540, La Reina

Ingredientes:

Lomito, tocino, pepperoni, hamburguesa picada, cebolla caramelizada al merlot, papas fritas, queso Cheddar, queso Mantecoso, salsa BBQ y jalapeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap