Estadio Español, Las Condes

martes 8 de mayo

Más sobrevalorado que el Pepito

Pepito en Estadio Español

Cómo llegué

Hace unos meses, recibí un audio bastante extenso en mi Whatsapp. Era mi enérgica y amada amiga Camila Stuardo (@CamiStuardo), quien no podía más del éxtasis porque me quería recomendar un sándwich. Se había comido un famoso “Pepito” en el Estadio Español, y me aseguraba que era uno de los manjares más gloriosos de esta galaxia, y que TENÍA que incluirlo en 365 Sánguchez

Averiguando un poco más, supe que es un clásico sándwich de los bares españoles. Y es súper simple: carne en pan francés (marraqueta), y ahí puedes sumarle un par de agregados, como queso. En el fondo, un Barros Luco. ¿La diferencia? Es que la carne la tiran a la plancha (o incluso puede ir frita) en aceite y ajo.


Fotos sacadas con mi Sony Xperia X

El Estadio Español y el Día de la Raza

El Día de la Raza (o “Día de la Hispanidad” según el propio Estadio Español), es donde se celebra el “Descubrimiento” de América por Cristóbal Colón, el 12 de octubre de 1492. Todos los años, el Estadio Español revive esta fecha con una celebración gigantesca, que congrega a muchas familiares con ascendencia española, y también a varios borrachines que se consiguieron entradas para poder disfrutar de una sangría helada y un Pepito caliente. 

¡Es demasiado entretenido! Nunca había ido, y la verdad es que es toda una experiencia. El Estadio estaba REPLETO, y podías encontrar stands de cada comunidad española (vasca, catalán, gallega, de la Rioja, etc), donde ofrecían sus platos y tragos característicos. Además de comer churros rellenos, también puedes ver distintos bailes y presentaciones, además de sumarte a una especie de “fonda” que se arma tipo 18:00 y dura hasta largas horas de la madrugada. Todo un panorama.

 

La carta de sándwiches

El clásico y afamado Pepito lo ofrecen con tres combinaciones distintas. Puede ser Luco, Italiano o Chacarero.  Y como estas dos últimas tienen poco de españolas, fui por la con queso no más.

Además, hay una hamburguesa, un “Sevillano”, un sándwich de salmón y otro de jamón serranos. Igual, los españoles se destacan mucho más por sus platos para picar y compartir que por los sándwiches propiamente tal. Por eso es común ver tortilla de patatas, distintas tapas, croquetas de jamón, y pan con chorizo o jamón crudo. Por ahí yo creo que les va mejor.

 

El Pepito español

Les admito algo: gracias a la Cami y a todas las personas que me habían comentado sobre este sándwich, tenía las expectativas por las nubes. Tanto, que no sabía cómo imaginármelo. No había querido googlear imágenes, porque lo quería ver en vivo y en directo. ¿Será grande? Y su sabor, ¿será atómico? ¿Dejará por el suelo al resto de los sándwiches? Y por último, ¿será tan pasado a ajo como todos comentan? Eran interrogantes que me tenían babeando y ansioso.

Hasta que llegó. Y me encontré con eso que ven en la foto. Mmmm, no sé si era lo que me esperaba. Bastaaaaante poco sexy como podrán ver. Pero tranquilos, porque a veces las apariencias engañan. Los amigos que me acompañaban habían echo la misma mueca que yo al verlo, y esperaban mi primer mordisco para tener una impresión. Y lo hice. Lo mordí. Y fue… fue… fue… cualquier cosa. ¡Auch! Justo en el corazón español de muchos. Sé que esto es casi parte del escudo de España, más importante que los reyes, los toros y el flamenco. Pero les prometo que les mentiría si les dijese que fue una bomba. Nah. Un Barros Luco cualquiera.

 

Pepito Luco en Estadio Español

Quiero pensar que hoy justo no es el mejor día para pedirse algo, porque al haber TANTA gente, puede ser que el sabor promedio sea inferior al que tienen acostumbrados a los socios del club. Pero digamos las cosas como son. Era normal. ¿Hay cosas ha destacar? Por supuesto. Primero, la cantidad de carne. Eran seis lonjas de churrasco. Bien ahí. Lo mismo con el queso. Abundante, que chorrea por los lados. Y efectivamente el toque de ajo es sabroso. ¿Y hay cosas malas? También. El pan tenía esa contextura como de “pan sudado”. ¿Han cachado que pasa eso cuando guardan el pan recién comprado en una bolsa plástica y la cierran? Como que el pan transpira y se pone blanducho. Sé que es como la gracia del Pepito (según he escuchado), pero creo que no estaba bien hecho. Meh.

Y sobre el ajo, que me encanta, me habían metido mucho miedo. Que no podría hablarle a una mujer en días. Que me despedirían de TVN si llegaba con la tufeta del Pepito. Pero no fue así. De hecho, hice una sexy encuesta con las amigas que me acompañaban. Y después de hablarles MUY de cerca la Elisa Claro (@ElisaCla), de 1 a 10, me dijo que tenía un “2” de “pasado a ajo”. La Maida Schuster (@MaidaSchuster), me puso un “3”. Muy piola, ¿cierto?

 

En resumen

La celebración misma fue notable. Quedé con ganas de volver todos los años (hay que conseguirse una entrada con algún socio, a quienes les pasan 10 para sus cercanos). Mucha sangría helada, tortillas por aquí y por allá, churros, cerveza, baile y buena onda por todos lados. Hay que ir antes de morirse. Pero el Pepito mismo, sabiendo que no era el mejor día para pedirlo, no es más que un buen Barros Luco. Y ni tan bueno.

Le pongo dos narices de chancho más a las personas que al restaurante mismo. Porque no era malo. Pero para que lo vendan casi que como el mejor sándwich de Chile, le falta mucho. Así que las dos narices son para todos ellos. Me imagino que me echo a todos los socios encima, pero juré nunca mentir en este proyecto. Y quienes me acompañaron también estaban mega de acuerdo. El Pepito funciona, pero no encanta. Al menos el de hoy.

Mi Crítica

SÁNGUCHE:

PEPITO LUCO

NOTA:

Local:

Estadio Español

Precio:

$4.500

Dirección:

Neveria 4855, Las Condes, Santiago

Ingredientes:

Lomo de res al ajo y aceite, con queso en pan francés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Copy link
Powered by Social Snap