0%
Select Page

O Kostas, Atenas, Grecia

Si vienen a Grecia y no se comen un souvlaki… es como si nunca hubiesen venido!

Partamos definiendo cosas. Souvlaki es, básicamente, el anticucho griego. Incluso, es más bien carne en cubos (de cerdo, vacuno, o cordero generalmente), en un palito para tirarlo a la grilla. Es el símil del kebab turco. Y no es lo mismo que el Gyro, que es cuando tienen la carne en láminas dando vueltas en una plataforma giratoria con calor constante (que sería el Döner Kebab alemán-turco). Teniendo claro eso, y que en casi todas las calles atenienses puedes probar un buen souvlaki, hay un par que destacan por sobre el resto. Más que por cocina es por tradición, que en cocina igual manda, o no? Esos sabores que no cambian. Que siguen simples pasos, pero tienen un “no-sé-qué” que deja embobados a todos cuando lo prueban. Y uno de esos locales es el famoso “O Kostas” (no confundir con otro ultra clásico llamado solo “Kostas”, que es conocido por su salsa de tomate sobre el souvlaki).

Souvlaki de cerdo

Local:
O Kostas

Dirección:
Pentelis 5, Athina 105 57, Grecia

Precio:
4.6 € ($3.530)

Ingredientes:
Cerdo, pita, tomate, cebolla, perejil, yogurt griego, paprika, chile picante

Mi Crítica

Aquí en O Kostas el servicio es rápido, y los comensales son parroquianos que vienen infinitas veces. Pedí el de cerdo, que lo sirven en un pita con tomate, cebolla, perejil, yogurt griego y paprika, y yo pedí con un poco de chile picante. El pita, antes de tostarlo un poco, lo ponen a descansar sobre el #souvlaki para que agarre los jugos de la carne. Clave.

Recordemos que el yogurt griego es colado para sacarle el suero, y es ultra cremoso. No se cae de la cuchara (dependiendo del porcentaje de grasa que tenga. Ojalá 10%). Acá no era tan cremoso, pero sí me encantó su aporte ácido 😍✌🏻. Mezclado con el picantito del ají y con los jugos de la carne, hacen una trilogía jugosa maravillosa. Es rico, y mejor que el #kebab que subí en Turquía, pero sigo sin enamorarme tanto de este formato como de otros sándwiches. No me logra matar, pero este sí estaba rico, con el cerdo bien marcado y con olorcito parrillero. Hay que probarlo!

Me Apañan en el proyecto

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *