Develando los misterios del legendario Sánguche de Potito

jueves 7 de abril
No [email protected] [email protected] [email protected] le han hecho los honores correspondientes, ya que si bien es un sanguchito que resuena en nuestra memoria colectiva, hoy por hoy no es taaan popular. Pese a eso, su nombre sigue causando estragos y especulaciones. Hoy quisimos develar la historia y leyenda del mítico y controversial Sánguche de Potito.

Un poco de historia en torno al “Sánguche de Potito”

¡Suena gracioso! 😆 ¡Obvio sí, de eso se trata! Somos un país sanguchero, “chamullero” y con fama “pícara”. No sabemos a ciencia cierta a quién se le ocurrió este provocativo nombre para bautizar a un sanguchito tan popular. Quién haya sido, claramente no tenía muchas nociones de marketing pero.. ¡la hizo! Y ya lleva más de 90 años con su nombre intacto. 

Si no eres [email protected], tenemos que aclararte algo importantísimo. En Chile “poto” o “potito” es el equivalente a la parte de atrás de nuestro cuerpo, con la que nos sentamos  👀. Sí, el trasero. Con lo cual la pregunta fundamental antes de indagar en la historia del “potito” es: WTF?! ¿De qué está relleno este sándwich? Este sándwich que suele ser vendido a viva voz, a grito limpio, genera risas y dudas. ¿A qué sabe un Sándwich de Potito? ¿Qué quieren decir con de “potito”? 🤔

Foto: Wikipedia

El origen del Sánguche de Potito: potito viajero 🚂      

Es gracioso pensar que este peculiar sándwich nació justamente en el “potito” de nuestro planeta 😂. En Chile, el país más austral del mundo. Desde Cultura Sanguchera lo investigamos seriamente, pero cada dato en sí es gracioso. Así que obvio, este post puede darte hambre y también risa 😅.

Cuenta la leyenda que el Sánguche de Potito asoma sus olores a mediados de 1930. Comenzaron a ser vendidos especialmente en las estaciones de trenes, tentando a transeúntes y pasajeros. Por aquella época a los sánguches se les llamaba “pan de viaje”. Los primeros panes de viaje solían ser tortillas de rescoldo con pernil o queso. Pero a mediados de los 30´ irrumpió con todo el Sándwich de Potito; que de a poco se hizo conocido en todo el territorio nacional.

Foto: comidaschilenas.com

El potito campesino 🍔

También se cuenta que este tipo de sanguchito se hacía entre los trabajadores de grandes campos. Generalmente se destinaban los cortes considerados “más finos” para los patrones de fundo. Y haciendo caso a un notable dicho de campo que decía: “hay que aprovechar todo en un animal, excepto el grito de su sacrificio”, aprovechaban de buena manera los interiores y subproductos del desposte; que era parte de la comida más barata y accesible para peones, temporeros e inquilinos. Con esto hacían un enjundioso relleno de “potito”.

El potito futbolero

Sin duda donde más se masificó este manjar popular fue en los estadios de fútbol o en sus cercanías. Era parte del ritual llegar al estadio y tentarse con un Sánguche de Potito anunciado con la picardía y estilo del vendedor.

Recolectamos unos ejemplos notables de venta de este emblemático sándwich 😂:

“¡A los de potito, oiga, a los de potito!”

“¡Calentito tengo el poto, calentito el poto!”

“¡Por dos lucas le paso el poto, aproveche, por 2 lucas!”

“¡Barato tengo el poto, barato el poto!”

“¡Prueben mi potito, señores, prueben mi poto!”

Foto: goal.com

¿En qué consiste el Sánguche de Potito?

Inicialmente la carne que se usó originalmente en su preparación fue la del recto del vacuno o cerdo (sabemos que de primeras no suena muy apetitoso, pero las apariencias engañan ☝️) ¡Este es The Real Potito! Más tarde apareció la variedad con guatitas o chunchules -el intestino delgado del animal- y menudencias varias. 

Básicamente se trata siempre de un pancito redondo, relleno de una mezcla con trocitos de carne de los interiores del animal. Todo esto suele tener una apariencia gelatinosa (por el tipo de carne que es) y se prepara con aliños como cebollita y perejil. Con el tiempo también se comenzó a hacer en pan marraqueta y se le fueron sumando embutidos; tipo longaniza picadita 🤤.

Foto: urbatorium.blogspot.com

Teorías en torno al nombre “potito”

Aquí nos vamos a basar en dos teorías que consideramos míticas para la sanguchería: 

La primera hace referencia a que el más original de los originales Sánguches de Potito, se hacían teniendo como base la carne del recto del animal y otro corte de la parte de su conexión con el intestino grueso. Esto se cocía en olla por varias horas, luego se cortaba en tiras y se sofreía con cebolla en aceite, ajo, zanahoria, condimentos como ají de color, comino, orégano y ají chileno; y a veces vino blanco. Esta suerte de pino jugoso se ponía en una bandeja caliente sobre brasero para después comerlo en un pancito.

La segunda es que le llamaban de “potito” por la postura que adopta el comensal cuando se zampa el sánguche, “así como sacando el potito para afuera, para evitar mancharse o chorrear la ropa con los juguitos del sándwich”. Y vamos a sumar una tercera, que se le llamaría “potito” por el olor que sale del cocimiento de los interiores (ese olor típico de las guatitas; callos para los españoles). La verdad no nos convence mucho, pero es parte de nuestra Cultura Sanguchera informar.

Por lejos creemos que la historia del Sánguche de Potito y sus teorías son A TODA RAJA, y hablan mucho de nuestra cultura 😂.

sánguche

¿Lo han probado alguna vez? ¿Tienen algún dato donde podamos comer el mejor Sánguche de Potito? Te dejamos con la reseña de un Sánguche The Real Potito, que se comió nuestro Decano Pipe Sánchez un tiempito atrás y te leemos en los comentarios.


*Foto de portada: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aprende a hacer las mejores hamburguesas del mundo! Clases, tips, videos, beneficios y más, completamente gratis. ¡Inscríbete!

Todos los martes, hasta un 20% de descuento en las mejores sangucherías de Chile.